El destino de los tres crucificados

Sevilla y el Guadalquivir en el siglo XVI, recreación./ elpalaciodeazahar.wordpress.com

Cristo de la Vera+Cruz de Sevilla./ veracruzsevilla.org

Esta interesante y tradicional leyenda tiene por protagonista a los franciscanos, por lo que es importante conocer algún apunte de su vinculación en Sevilla. En 1448 se fundó la Hermandad de la Vera+Cruz en Sevilla, en el convento de Casa grande de San francisco, por lo que se deduce que fue hecho realidad gracias a los franciscanos. En él, se daba culto a la verdadera cruz de Cristo. 

En un principio se estableció en una pequeña capilla situada a la entrada del convento, junto a la portería, que le proporcionaba una cierta independencia en sus cultos con respecto a los de la comunidad franciscana, pero el gran auge que pronto experimentó la Cofradía hizo que se trasladase en 1.478 a otra capilla más espaciosa, en el interior del recinto. 

Cuenta esta bonita leyenda, que al embarcar este grupo de Franciscanos hacia América para fundar las misiones en el nuevo mundo, embarcaron junto con este grupo tres imágenes crucificadas que irían con ellos hacia América para evangelizar a las gentes de América, y servirían como fundadoras de las tres misiones que buscaban realizar allí. Justo cuando embarcaron, aun estando con viento a favor, el barco no conseguía salir, quedando varado y sin poder avanzar.

Por ello se mandó aligerar el equipaje y uno de estos crucificados se tuvo que quedar en Sevilla, pensando todos los presentes allí que se trataba de un milagro y de que la imagen quería quedarse allí. 

Cristo de Valparaíso./ cofrades.sevilla.abc.es
El barco consiguió avanzar y salir de la capital pero a la altura de San Juan de Aznalfarache quedó de nuevo varado y tuvieron igualmente que aligerar la carga y otro de los cristos tuvo que quedarse en la hacienda de Valparaíso. Esto fue de nuevo otra sorpresa puesto que una vez el Cristo había tomado tierra, el barco comenzó a moverse de nuevo. Continuaron la travesía, pero de nuevo por tercera vez el barco quedó parado a la altura de Coria del río, concretamente a la altura del cerro de san juan y por ello tuvieron que aliviar la carga de nuevo y el barco no consiguió seguir su rumbo hasta que no bajaron al tercer crucificado. 

Según esta leyenda, el primero de los crucificados que tuvo que quedarse en Sevilla fue el titular que hoy día tiene la hermandad de la Vera+Cruz (talla anónima del siglo XVI, atribuido al círculo de Roque Valduque). 

El segundo crucificado, es el cristo de la Vera+Cruz de la hacienda de Valparaíso. La bonita imagen es un Cristo crucificado, de bulto redondo, en cartón piedra policromado fechado en siglo XVII de autor anónimo. Restaurado recientemente por el conocido Pedro Manzano.

El Santísimo Cristo, como decimos, procedente de la hacienda Valparaíso (San Juan de Aznalfarache) donde se dejó cuando los franciscanos tuvieron que proseguir su camino y fue trasladado en 1950, al tempo sevillano del Colegio Inmaculado Corazón de María-Portacoeli, también de la Compañía, en la Huerta del Rey (La Buhaira).

Cristo de la Vera+Cruz de Coria del Rio./
pasiondelaljarafe.blogspot.com
Y el tercer crucificado, en Coria del río, es el titular de la hermandad de la Veracruz de esta misma localidad, en la Ermita de San Juan de la misma época que el titular de Sevilla. La impresionante escultura fechada en marzo de 1500, creada por anónimo escultor, siendo Arzobispo de Sevilla Don Diego Hurtado de Mendoza (1485-1502). En opinión de algunos especialistas pertenece a la escuela de Gil de Siloe y está considerada como el Crucificado más antiguo de la provincia de Sevilla, que sale en procesión.

Realizada en una sola pieza, y ahuecada en madera noble por un desconocido artista que dejó en ella la impronta del arte de dos siglos, es una magnífica imagen de bulto redondo, que está entre la transición del último gótico y principio del renacimiento, conservando del primero el acentuado realismo, el marcado patetismo y la típica curva, y ya del segundo, aunque de modo incipiente, ese culto a la proporción clásica y ese afán a la belleza idealista. Esta leyenda concluye así, aunque no existen datos fehacientes a día de hoy que puedan comprobar la total veracidad de esta historia, y por eso es una leyenda.

Por último, quizás el lector se pregunte por la misiones, que iban a realizar los franciscanos con los tres cristo, pero eso es una respuesta que la leyenda no da. Por ello, parece estar vinculada a tratar de dar una respuesta a la procedencia de estos tres magníficos cristos, de los cuales, se sabe poco y se especula mucho en lo que se refiere a su origen. 

Además, nosotros los utreranos nos preguntaremos, porqué en Utrera el titular de la Hermandad de la Vera+Cruz no es un crucificado. Pero eso ya es otra historia que comentaremos más adelante.

_________________
Bibliografía. 

Hermandad de la Vera+Cruz Sevilla http://www.veracruzsevilla.org / Hermandad de la Vera+Cruz de Coria www.elcerro.com / http://www.lignumcrucis.es/Publicaciones/Art%C3%ADculos/La_Leyenda_...

Antequera Luengo, Juan José: "Valparaiso. Un Cristo para los Mares del Sur” / Apuntes D. Antonio Montero Parrilla.





2 comentarios:

  1. Impresionante la leyenda de los tres crucificados. Gracias y enhorabuena.

    ResponderEliminar

Instagram

Con la tecnología de Blogger.