¿Cómo era un 8 de Septiembre en la época dorada de la Virgen de Consolación?

Desde nuestro punto de vista, podríamos llamar "la época dorada de Consolación" desde que surge el milagro de la lámpara de aceite en marzo de 1560 hasta que el 25 de septiembre de 1771, llega el edicto real que suspende todo tipo de movimiento de la Virgen de Consolación.

En el rosario extraordinario de 2014 se recrearon algunos aspectos de esta romería

Durante ese periodo, la Virgen de Consolación contempla la llegada de miles de peregrinos, su proyección hispanoamericana, la fundación de su hermandad o la construcción del actual retablo mayor en 1750, recién restaurado este año 2020. Una época escrita con letras de oro en la historia de Consolación que era nombrada en marzo de 1750 copatrona de la villa de Utrera y que estaba marcada por la Romería y fiesta mayor de la Virgen de los mínimos.

Es precisamente la romería, lo que marca la historia de Consolación y prácticamente de la cristiandad española puesto que se consagró como una de las manifestaciones religiosas más importantes de la nación.

Para comprender la romería del 8 de septiembre, podríamos mirar a la actual romería de la Virgen del Rocío e incluso compararlas, pues la segunda, posterior a la utrerana, tomó numerosos elementos organizativos y estéticos de la romería de Consolación. La celebración, era en torno al santuario, en el conocido como "El Real", derribado en 1999 y reinterpretado en 2007 conservando hasta la actualidad una estética similar pero para nada fiel, a lo que había siglos pasados. Hasta el Real, llegaban hasta 30.000 personas para contemplar la salida.

Al igual que en el Rocío - que ya hemos citado que toma "prestada" parte de la liturgia tradicional de la romería- el día 6 de septiembre, empezaban a llegar las hermandades filiales que ya en 1604 alcanzaba la treintena de cofradías que con sus simpecados y vestidos de blanco, rendian pleitesía a la titular de la matriz de Utrera.


Hasta 30 hermandades filiales tenía la matriz de Utrera en 1604 algunas incluso de Portugal.



Estas hermandades, eran Campillos, Osuna Écija, Puebla de Cazalla, Paradas, Los Molares, Alcalá de Guadaíra, Arahal, Moron, El Coronil, Coria, Hinojos, Gines, Mairena del Alcor, Los Palacios, Castilleja de la Cuesta, Fuentes de Andalucia, Castilleja del Campo, Dos Hermanas, La Rinconada, Albaida, Olivares, Chucena, Paterna del Campo, Escacena, Camas, Gerves, La Algaba, Alcalá de la Alameda, Mairena del Aljarafe a la que años mas tarde y hasta 1771, año en que se suspende la romería, se fundaron algunas en Portugal-

El día 6, se cambiaba a la Virgen con sus trajes de gala, de modo que los ropajes que le habían quitado, los frailes, los iban acercando por el Real para que los devotos pudieran pasar sus medallas y estampas por ellos, mientras que el día 7, víspera del día grande, comenzaba con un rosario por el Real con las filiales en orden de antigüedad y se indultaba a un preso para celebrar el día de la Virgen.


La Procesion

El 8 de septiembre, comenzaba desde bien temprano pues desde el amanecer se celebraban misas delante de la Virgen ya colocada en las andas de plata de Juan de Ojeda Berdugo hasta las 11 de la mañana hora en la que las filiales, formaban para dar inicio a la procesión que comenzaban los Minimos llevando a la Virgen de Consolación desde el altar hasta el dintel de la puerta momento en el que las hermandades se turnarían para llevar a la Virgen hasta el lugar donde se iban colocando ciegos, tullidos o enfermos que buscaban milagros de Consolación.

A diferencia del Rocío, las andas de Consolación, llevaban unas barandas de madera en las que se ponían a los niños enfermos que acompañarían a la Virgen durante la procesión que duraba hasta las cuatro o cinco de la tarde, hora en la que antes de partir las hermandades, se despedían de la Matriz con la Virgen en la puerta  presentando las banderas y simpecados.


No hay comentarios

Instagram

Con la tecnología de Blogger.