Regreso ¿Obligatorio?

No es de esperar que ante la situación en la que nos encontramos, estemos ya a la espera de conocer si este año viviremos o no el regreso de la Semana Santa tal como la concebimos actualmente o si tal vez existirá un nuevo formato de Semana Santa durante esta crisis de pandemia.

La AM. Muchachos de Consolación en un ensayo del
mes de mayo, respetando las medidas de seguridad.
En el mundo de las bandas procesionales hemos visto como esa evolución del estado de alarma permitió a diferentes formaciones musicales de la geografía española retomar poco a poco sus ensayos tanto de forma parcial como total, como fue al caso de la Agrupación Musical Muchachos de Consolación, primera en iniciar sus ensayos a modo completo en el exterior de su local de ensayos.

No obstante no todo ha ido como mejor esperáramos, puesto que el crecimiento de la crisis del COVID-19 en nuestro país volvió de nuevo a paralizar toda la actividad de las formaciones musicales, y es que no es un secreto que la suspensión de las salidas procesionales ha tenido graves consecuencias económicas en bandas, hermandades y proveedores que han provocado el cese de varias formaciones musicales como la de la Banda de Cornetas y Tambores de María Auxiliadora de Jaen o la de los Milagros de Sanlúcar de Barrameda. 


La suspensión de las salidas procesionales ha tenido graves consecuencias económicas en bandas, hermandades y proveedores... 


Volviendo a la situación actual, vemos ya cómo las formaciones habiendo firmado ya contratos de cara a la temporada de 2021, se preparan para poder ofrecer, mínimo, la calidad con la que siempre nos han tenido acostumbrado a escuchar, como es el caso de las Agrupaciones Musicales de la Redención y San Benito de Sevilla o en nuestra localidad como es el caso de la Agrupación Musical de la Hermandad de los Muchachos de Consolación, que inicia su nuevo curso este martes. 


La batería de la AM. Encarnación de Sevilla, durante su primer ensayo el pasado lunes.
Destaca el uso de mascarillas y la distancia de seguridad.

Muchos podrán criticar, con razón, que las formaciones comiencen en esta situación tan delicada sus ensayos, pero hay muchos aspectos a tener en cuenta: repertorios cada vez mejor cuidados y que requieren de mayor nivel, preparación diaria de una media aproximada de 80 músicos, y junto a arreglos de uniformes e instrumentos, son motivos más que suficientes y obligatorios para poder ofrecer el mínimo de los servicios a las Hermandades que cada año confían en la música de todas esas formaciones que luchan y se preparan durante 365 días para una única semana, que por desgracia y de momento, este año seguirá siendo incierta.

No hay comentarios

Instagram

Con la tecnología de Blogger.